Banner superior

Salud en cuidados intensivos

Se dice que la salud en Colombia es un derecho fundamental del pueblo, que es un deber del gobierno de prestar dicho servicio; sin embargo, las EPS parecen desconocer que los recursos públicos son de todos los Contribuyentes que pagamos __ IMPUESTOS __, como el IVA, predial, valorización entre otros y que con estos opera la salud de régimen subsidiada, recursos que llegan a los municipios por doce habas partes del sistema general de participación SGP; sin embargo al prestador del servicio como son los hospitales no se les paga puntualmente como en el caso de la “Empresa Social del Estado Rafael Tovar Poveda”, del municipio de Belén de los Andaquies; quienes prestan el servicio a los municipios del sur occidente del Caquetá de: San José de Fragua, Albania y Currillo; en estos 4 municipios 172 empleados de la salud, cubren a 30.082 usuarios de escasos recursos económicos.

Las deudas de las EPS al hospital Rafael Tovar Poveda, no son de ahora y se han venido acumulando a través del tiempo y hoy superan los 3.371.614.225; distribuidos de la siguiente manera: SOAT 314.388.104; EPS otros departamentos 668.876.326; ASMET SALUD 1079.166.529; nueva EPS 556.316.981; FAMAC 196.273.470; MEDIMAS 82.663.119; SALUDCOOP 156.255.950; COOMEVA 192.844.245; CAFÉSALUD 103.210.539; CAPRECOM 21.618.962. frente a estos hechos no se entiende del porque la asamblea Departamental, como los concejos municipales, de estos cuatro municipios no han cumplido con el mandato jurídico de ejercer “control político”; por que los alcaldes no se han pronunciado y las veedurías ciudadanas son mudas y ciegas. 

La crisis económica no solo afecta a los empleados de la salud que les adeudan 3 meses de salarios, sino también a 144 usuarios que se atienden diariamente en consulta médica, 24 de odontología, 24 de higiene oral; a lo que habría que sumarle los servicios de curación, urgencias y laboratorios; estas afectaciones de carácter social son incomodas para el hospital local por cuanto es molesto pedirle al usuario de que compre una jeringa, gasa o algodón porque no hay con que comprarlos tampoco hay implementos de aseo, sabanas, reactivos para laboratorio, material para odontología, combustible para las ambulancias y alimentación para las personas hospitalizadas.

La responsabilidad para que estos fenómenos oscuros de transparencia, no ocurran en el territorio Caqueteño; es del Gobernador del departamento, la secretaria departamental de salud, los alcaldes, los concejales y de la ciudadanía en general que debe de velar por que los recursos públicos se inviertan para lo que fueron destinados por las diferentes corporaciones de senado, asambleas y concejos.

        

JOSE MIGUEL PAJAJOY – RED GUACAMAYA

 

 

 

 


¿Aún no tienes una cuenta? ¡Regístrate ahora!

Iniciar sesión en su cuenta