Lunes, 20 Noviembre 2017

V Video

De la participación al cansancio

Ratio: 0 / 5

Inicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivadoInicio desactivado
 

DE LA PARTICIPACION AL CANSANCIO
EDITORIAL SEMANAL DEL NOTICIERO DEL MEDIO DIA EN LA EMISORA 104.1
Silvio Valderrama Hurtado


Durante los últimos meses he tenido la oportunidad de interactuar con muchas personas y representantes de los sectores rurales, de los barrios populares y con líderes comunitarios que asisten asiduamente a las convocatorias que realizan entidades gubernamentales del orden local, territorial, nacional e internacional en el marco de la construcción de líneas base, diagnósticos, estudios, diseños y formulaciones de proyectos, políticas y planes tendientes a mejorar la calidad de vida de las comunidades. Esta enorme carga de información que reciben y entregan las comunidades representadas en sus delegados ha generado una saturación en los liderazgos sociales y en las comunidades mismas porque así lo han manifestado.
Es muy frecuente que asistamos a los lugares comunes de encuentro de las comunidades y se cruce ahí mismo con otras entidades que en el mismo espacio y tiempo tienen convocadas actividades propias de su agenda y esto por supuesto no solo congestiona la vida cotidiana de las comunidades, sino los espacios comunes y al final no se logra asimilar suficientemente lo que se entrega o lo que se recibe por parte de los involucrados en cada uno de estos procesos.
Los mecanismos de participación se han implementado de manera acelerada pero de forma muy poco articulada a nivel interinstitucional y esto tiene saturada la vida cotidiana de las personas en sus territorios y en sus barrios de manera que la curva de participación llego a un pico y se mantiene en descenso vertiginoso, entre otras cosas porque las afujías del mercado, de la subsistencia, del mínimo vital no son garantizadas y en una sociedad de libre competencia cada persona o cada integrante cabeza de hogar tiene de forma imperativa que reservar el tiempo necesario para asegurar su medio de subsistencia, muy a pesar de las bondades que puedan llevar a las comunidades aquellas actividades diseñadas desde el estado.
Esta saturación y cruce de actividades en las comunidades por cuenta del diseño vertical de las políticas públicas que poco o ningún caso hacen a la inclusión de los involucrados a la hora del diseño y planeación de estas, exige una reingeniería en la construcción de políticas públicas, recurriendo a la horizontalidad y a la transversalidad de las mismas a fin de lograr los objetivos de participación de forma más eficiente en todos los aspectos que cada una de estas iniciativas se propone.
La horizontalidad de las políticas públicas se suma a la verticalidad en la medida en que los involucrados participan del diseño y la planeación de estas y en ese mismo acontecimiento concurre la transversalidad dado que muchos de los contenidos y desarrollos que pretenden impulsar los entes gubernamentales o de otra índole, tiene puntos de encuentro que en principio les permitiría construir una planeación conjunta e incluso el desarrollo de actividades de captura y retroalimentación de la información en eventos comunes a fin de optimizar los espacios y tiempos en las diferentes comunidades.
El actual esquema de convocatorias por cuenta de los diversos actores que tienen a cargo la implementación de políticas y programas en las comunidades, de mantenerse, gradualmente están aniquilando la participación de la gente porque no consultan las necesidades de subsistencia de las comunidades y fácilmente esto conduce a una saturación del deseo de participar activamente en otros eventos de orden democrático como el electoral, la protesta social y la reclamación de derechos ciudadanos. No corregir este esquema implicaría en el fondo una estrategia deliberada para saturar la participación ciudadana y bloquear desde el establecimiento aquellas iniciativas que buscan afectarlo en la medida en que no son movidos por los incentivos contantes y sonantes de las políticas estatales que aun así, saturan a la gente.

Dir:

Sede Edificio Curiplaya 1 piso.

Email:

info@104florencia.co

Tel. Master:

+57 436 3737

Tel. Master 2:

+57 436 3989

Tel. Admin:

+57 435 8910

Nube de etiquetas